Tu eres el visitante No.

lunes, 24 de julio de 2017

Fuerza de Mujeres Wayuu nominada al Premio Nacional de Derechos Humanos


Desde hace 12 años en el marco de la oleada paramilitar  que hizo presencia en La Guajira y en Territorio Wayuu, alrededor de 10 mujeres emprendieron una lucha por visibilizar las muertes, los desplazamientos y desapariciones de sus familiares, así como también la vulneración de los derechos de las mujeres que eran sometidas a todo tipo delitos más, hoy recobra toda su fortaleza logrando ser nominadas como Experiencia Colectiva en Derechos Humanos, postulación que hace CINEP y que es otorgado por Diakonia, con el apoyo de Suecia.

Las acciones de esta organización, si bien nacen por situaciones coyunturales al inicio de la década de los años 2000, despertaron la inquietud de estas mujeres que de a poco fueron identificando que la problemática en el departamento era de mayor profundidad, para lo cual se hizo necesario engrandecer el espíritu de lucha por justicia de cara a los impactos sociales y ambientales ocasionados por las multinacionales, la corrupción y el abandono estatal, arrojando como resultado mujeres fortalecidas con alianzas a nivel nacional e internacional, para formarse en Derecho Internacional Humanitario, Derecho de Los Pueblos Indígenas, Convenio 169 de La OIT, Resolución 1325 de Naciones Unidas, CEDAW y otras herramientas más que permitieron el ingreso a más de 50 comunidades Wayuu, para establecer alianzas de mujeres a nivel regional y nacional, hacer acompañamiento a comunidades para visibilizar y denunciar diferentes atropellos y formar cerca de 300 personas en estas instancias, argumentos que hoy se convierten en parte de la carta de presentación que les hace acreedoras a dicha nominación.

Angélica Ortiz, lideresa de La Fuerza, para referirse a este reconocimiento, recalca: - “Este no es un reconocimiento que pertenece a una organización, es el reflejo del sentir de mujeres indígenas que a diario se debaten dentro del territorio sufriendo los atropellos y la indiferencia, para lo cual se despierta el coraje que hoy nos tiene de pie exigiendo los derechos que como mujeres hemos logrado obtener a lo largo de la historia para la defensa de nuestros territorios y nuestra gente”, siendo esta la posición que invita a seguir tejiendo palabras que armonicen criterios, alianzas y posturas que convergen para como ellas mismas lo dicen: -“…ir tejiendo de a poco para el futuro, un mundo más justo que el que nos tocó vivir”.


A esto hay que sumarle qué la época de pos acuerdos que vive el país, se convierte en un escenario idóneo para continuar sosteniendo esta lucha, para lo cual solo resta el esperar que el próximo 8 de septiembre de 2017, las decisiones por parte del equipo evaluador tengan en cuenta el esfuerzo que desde territorio, el Movimiento Organizativo de La Fuerza de Mujeres Wayuu han parido.

viernes, 21 de julio de 2017

Los liderazgos que hacen falta en La Guajira


Hay crisis de liderazgo en el mundo y eso no se puede ocultar. Independiente del modelo económico, del país, continente, primer o tercer mundo, aquí, allá y más allá la humanidad asiste perpleja al  surgimiento de personajes extremos que han llevado el descontento social a márgenes peligrosos e inéditos. Líderes intolerantes, xenófobos, identitarios, homófobos y corruptos están al orden del día en la prensa internacional:  Trump en USA, Le Pen en Francia, Lannone en Italia, Soini en Finlandia, Petry en Alemania, Macri en Argentina, Erdogan en Turquía y muchos otros cercanos y vecinos ponen de manifiesto que los pueblos tienen los líderes que merecen. Colombia no es ajena a esta situación, líderes populistas cegados por el poder a cualquier precio mantienen enajenado al pueblo que, inmerso en su pequeño problema cotidiano, constituye el perfecto aliado de la manipuladora dirigencia nacional. La Guajira también padece de igual malestar: gobernadores en la cárcel, alcaldes investigados, funcionarios en prisión, la lista es vergonzante.

Notiwayuu quiso ahondar sobre esta crisis de liderazgo que sacude al departamento, acudimos a Ignacio Epinayu a quién, básicamente, le planteamos cuatro interrogantes que nos darán luces sobre el particular.

¿Cómo es un líder original Wayuu?
El liderazgo natural reposa en los alaüla, de ahí deriva la representación de los apüshi en la sociedad wayuu, el principio de autonomía de los clanes próximos radica en que hay una cabeza visible en la sociedad wayuu. El perfil natural del liderazgo es el que se exige para afrontar las diferentes situaciones a las que se enfrentan las familias especialmente los llamados “Kasachikii”, situaciones que obligan a la reciprocidad, solidaridad, unidad entre los miembros de la familia próxima (apüshi). El alüla debe ser una persona centrada, con suficiente preparación de su historia ancestral, hábil negociador, sereno para la toma de decisiones y con autoridad para ejercer la disciplina que permita apaciguar las aguas agitadas del alma rebelde de los jóvenes. Un alaüla sin autoridad y reconocimiento entre su familia, no podría ejercer ese liderazgo.

Haciendo un análisis retrospectivo, ¿qué sucedió en el pasado, qué está sucediendo y que puede llegar a suceder con ese perfil de liderazgo?
Sucedió que ese liderazgo del alaüla fue desconocido de repente por nuevos liderazgo que probablemente menospreciaron o ignoraron su importancia en nuevos escenarios de interlocución, más allá de las fronteras de lo interclanil. Es lo que se ve ahora, jóvenes, profesionales y líderes que al no tener en sus familias estatus de lider para la resolución de problemas interclaniles, negocian a la manera alíjuna lo que ellos creen que es bueno para las comunidades y pretenden legitimarse llevando a los viejos a cuanto evento requiera la presencia de ellos para la foto. Lo anterior nos llevará a una representación superficial que no nace de nuestro sistema normativo, sino del oportunismo de quienes ven caminos para obtener beneficios económicos para si en nombre de las comunidades.
  
¿Qué tipo de líderes tenemos hoy en día?
Líderes que se autoproclaman así mismo como tal, que llevan la biblia o el código bajo el brazo, tienen conocidos y fichas en entidades del gobierno que critican, saben de acciones legales, de los discursos populistas de abandono estatal y demás, que no socializan con sus comunidades porque creen que esa biblia o ese código tienen la verdad absoluta para liberar a “sus wayuu”. A veces los puedes ver en los aeropuertos, sin las mantas que usan en las reuniones con funcionarios del gobierno en Bogotá. Llevan a los viejos a reuniones y cuando le dan la palabra no traducen literalmente lo que ellos expresan sino que acomodan las frases que generen impacto en las negociaciones o en los eventos. Suelen ser egoísta con los demás bajo la errada interpretación de la autonomía de clanes, pero no tiene lío en afirmar públicamente que hablan en nombre del pueblo wayuu o la nación wayuu…a veces es santista, uribista, chavista, pero pocas veces wayuucista.

¿Qué liderazgo necesitamos?
Un liderazgo nuevo debe comenzar por nutrirse del conocimiento ancestral, de la historia ancestral wayuu, ser un intérprete fiel de lo que dicen los abuelos y abuelas, debe tener la capacidad de autocrítica, la capacidad de asociarse con los demás para lograr propósitos comunes. Siempre he dicho que los nuevos líderes deben ser glocales (globales y locales a la vez) se requieren líderes con sensibilidad por la vida y el ambiente antes que por la posición política y económica. Necesitamos líderes que se atrevan a cambiar el statu quo en nuestro territorio, que literalmente deje de cargarle la maleta a políticos de turno a cambio de llevar su mochila con proyectos y buenas acciones para mejorar la vida de todos.

martes, 18 de julio de 2017

El peor año en la historia para personas defensoras de la tierra


Al menos 200 asesinatos en 2016, a medida que la crisis se extiende por todo el planeta.
El asesinato de quienes protestan por la expropiación de tierras involucra a un tercio más de países que en 2015
Para entrevistas a personas defensoras y visitas de campo, por favor contactar a Alice Harrison (aharrison@globalwitness.org +447841 338792). Imágenes de alta calidad y videos de testimonios de India, Colombia y Nicaragua pueden obtenerse en: http://bit.ly/2sEQ1aN
Casi cuatro personas fueron asesinadas cada semana en 2016 por proteger sus tierras, bosques y ríos de las empresas mineras, madereras y agrícolas, reveló hoy un nuevo informe de Global Witness.
Al menos 200 personas fueron asesinadas en 2016, más del doble del número de periodistas (79). La tendencia está creciendo (de 185 en 2015) y se está expandiendo, con asesinatos reportados en 24 países, en comparación con 16 países en 2015. El informe documenta, por ejemplo, que los asesinatos se han triplicado en India, mientras que la brutalidad policial y la represión estatal hacia activistas empeora. América Latina se mantiene como la región más afectada, con el 60% de las muertes.
Como existen limitaciones importantes de acceso a información probablemente el total global sea mucho más alto. Los asesinatos representan el extremo de una serie de tácticas utilizadas para silenciar a las personas defensoras, que incluyen amenazas de muerte, arrestos, agresión sexual, secuestros y ataques legales agresivos.

“Te amenazan para que te calles. No me puedo callar. No puedo permanecer en silencio frente a todo lo que le está pasando a mi gente. Estamos luchando por nuestras tierras, por nuestra agua, por nuestras vidas.” dijo Jakeline Romero a Global Witness.
Jakeline es una lideresa indígena colombiana, que ha enfrentado amenazas e intimidaciones durante años por manifestarse en contra de los impactos devastadores de El Cerrejón, la mina a cielo abierto más grande de América Latina. El proyecto es propiedad de Glencore, BHP Billiton y Anglo-American, empresas que cotizan en la bolsa de Londres, y ha sido señalado como culpable de la escasez de agua y de desplazamientos masivos.i El operador local del proyecto negó haber causado escasez de agua y ha condenado las amenazas sufridas por activistas.
“Estos hallazgos cuentan una historia macabra. La lucha por proteger el planeta se intensifica rápidamente y el costo puede ser cuantificado en vidas humanas. Más personas en más países están quedando sin más opción que plantarse en contra del robo de sus tierras o de la erosión de su medio ambiente. Muy a menudo son brutalmente silenciadas por las élites políticas y empresariales, mientras los inversionistas que las financian no hacen nada”, expresó Ben Leather, encargado de campañas de Global Witness.
Casi el 40% de las personas asesinadas eran indígenas, ya que las tierras que han habitado por generaciones son robadas por empresas, terratenientes o actores estatales. Usualmente los proyectos se imponen a las comunidades sin su consentimiento libre, previo e informado, respaldados por la fuerza, pues se sospecha que la policía y los soldados son autores de, al menos, 43 asesinatos. La protesta suele ser el único recurso que se deja a las comunidades que ejercen su derecho a opinar sobre el uso de sus tierras y recursos naturales, enfrentándolas con quienes buscan obtener beneficios a cualquier costo.
Los hallazgos clave del informe incluyen:
  • La minería es la industria más sangrienta, con al menos 33 asesinatos vinculados al sector. Los asesinatos vinculados a las empresas madereras aumentaron de 15 a 23 en un año, mientras que hubo 23 asesinatos relacionados con proyectos de agronegocios.
  • Brasil se mantiene como el país más mortífero según el número de muertes (49), mientras que Nicaragua (11) es el peor lugar per cápita. Durante la última década, Honduras se mantiene como el lugar más peligroso per cápita (127 desde 2007).
  • Los homicidios registrados alcanzaron un máximo histórico en Colombia (37), ya que las áreas que previamente estaban bajo control guerrillero ahora son observadas con codicia por compañías extractivas y paramilitares. Las comunidades desplazadas que regresan son atacadas por recuperar tierras que les fueron robadas durante el largo conflicto armado que vivió el país.
  • Los asesinatos en India se han triplicado a medida que empeora la brutalidad policial y la represión de protestas pacíficas. En 2016 se registraron 16 asesinatos, en su mayoría vinculados a proyectos mineros.
  • Proteger parques nacionales es más peligroso que nunca, con gran cantidad de guardaparques asesinados en África. En 2016 hubo 9 asesinatos confirmados de guardaparques en la República Democrática del Congo.
  • Una industria minera voraz hace que Filipinas destaque por las muertes en Asia, con 28 asesinatos registrados.
El informe también señala la creciente criminalización de las y los activistas alrededor del mundo, incluyendo Estados Unidos. Suelen ser presentados como criminales, y deben enfrentar cargos penales falsos y agresivos casos civiles, armados por gobiernos y empresas que intentan silenciarlos.
“Los Estados están rompiendo sus propias leyes y fallando a su ciudadanía de la peor manera posible. Valientes activistas están siendo asesinados, atacados y criminalizados por las personas que supuestamente deberían protegerlos. Gobiernos, empresas e inversionistas tienen el deber de garantizar que las comunidades sean consultadas sobre los proyectos que las afectan, que los activistas sean protegidos de la violencia, y que los culpables sean llevados ante la justicia”, dijo Ben Leather.
Para entrevistas e información en inglés, español y francés, por favor contactar a:
  • Ben Leather +44 (0)7841 337 034 bleather@globalwitness.org
  • Billy Kyte +44 (0)7703 671 308 bkyte@globalwitness.org

/TERMINA
i Ver Aljazeera (10 February 2016), ‘Life by Latin America's largest open-pit coal mine’. Disponible en: http://www.aljazeera.com/indepth/features/2016/02/life-latin-america-largest-open-pit-coal-160201114829811.html; El Heraldo (24 July 2014), ‘Indígenas denuncian que hay 18.200 afectados por sequía en La Guajira’. Disponible en: https://www.elheraldo.co/la-guajira/indigenas-denuncian-que-hay-18200-afectados-por-sequia-en-la-guajira-160446 and joint written statement CETIM and AAJ (11 November 2007) ‘Human rights violations committed by transnational corporations in Colombia’. Disponible en: http://www.cetim.ch/human-rights-violations-committed-by-transnational-corporations-in-colombia/

viernes, 7 de julio de 2017

Mi Guajira Unida – La lucha por el Arroyo Bruno sigue



Las cosas parecieran estar dichas en cuanto a la desviación del Arroyo Bruno, sin embargo el lanzamiento del video de la canción Mi Guajira Unida, surge como un manifiesto en el cual a través de la música vallenata, se revive el sentir de protesta ante las arbitrariedades del estado y las multinacionales presentes en La Guajira y su responsabilidad frente a la intervención de los ríos en La Guajira.

“Ven Mi Guajira Unida, párate firme y saca tu casta” – hace parte de la letra en la que el compositor Miguel Iván Ramírez convoca a través de este canto, a toda aquella persona que desprevenidamente desconoce la situación en torno a la empresa carbonífera, la cual a través de sus más de 30 años ha ofrecido un modelo de progreso que contrasta con millares de niños wayuu muertos por hambre y sed, ha desplazado comunidades enteras y desaparecido cerca de 15 fuentes hídricas, lo cual teniendo en cuenta las características semidesérticas del departamento, evidencia su entera responsabilidad ante este tipo de catástrofes sociales y culturales.

El video cuenta la historia de un niño que representa ser el Arroyo Bruno, en el que Dayner Silva Ipuana, hace un recorrido por lugares emblemáticos de cada municipio de La Guajira buscando despertar sentido de pertenencia por parte de la indiferencia de la sociedad en general, la cual está llamada a referirse frente a estas problemáticas.

El video lanzado a través de las redes sociales, se logra bajo la complicidad de diversas amistades que convergen en este proyecto para declarar el rechazo rotundo antes estas nefastas intervenciones por parte del estado y las empresas, en el que por ejemplo iniciativas y organizaciones como La Fuerza de Mujeres Wayuu, Amistades de La Guajira residentes en Suiza, Iniciativa de Mujeres – Wayunkerra, Organización Yanama, Fundación Wayaakua, La Red y Escuela de Comunicaciones del Pueblo Wayuu y el Grupo de Jovenes de La Comunidad de La Gran Parada, además de los artistas Maicaeros Hinton Sarmiento y Sneider Iguarán, dicen presente como gesto de unidad para decirle las cosas de frente a las injusticias cometidas en Territorio Wayuu.

La invitación es abierta entonces para que a partir de las 5 de la tarde de este viernes 7 de Julio de 2017, La Guajira entera encuentre como pretexto el Lanzamiento de esta canción y su videoclip, para manifestarse en contra de todo lo que consideren aqueja el departamento, en el que el Hash Tag que surge del título de la canción #MiGuajiraUnida, inunde las redes sociales para decirle al mundo que en Territorio Wayuu Colombo Venezolano, “El Agua es Nuestra, NO de las multinacionales".


martes, 4 de julio de 2017

Saqueo de gandola cargada de cajas CLAP en Municipio Guajira

Por, Lismari Machado - Wayuu Uliana
Red de Comunicaciones del Pueblo Wayuu

Una gandola cargada con cajas CLAP (Comité Local de Abastecimiento y Producción) que transitaba en horas del mediodía por los Filuos, fue saqueada por un grupo de personas desconocidas en la zona, quienes se bajaron de un camión 350 con un tubo que atravesaron al camión. Así mismo personas que pasaban en el momento, choferes, buhoneros, carretilleros aprovecharon de manera violenta con hachas y machetes destrozando la loneta que cubría las cajas, las cuales entre empujones, gritos tensión  y zozobra, se llevaban de a dos y tres en moto o pie, algunos otro en carro.

A pesar de la presencia de diez efectivos policiales  de Poliguajira en el lugar de los hechos, no hicieron absolutamente nada, solo tomaban fotografías, así como una patrulla del CICPC (Cuerpo de Investigaciones Científicas y Criminalísticas).

El saqueo que duró aproximadamente unos veinte minutos, aglomeró unas 300 personas, de fuente extraoficial se pudo conocer que se  hizo el llamado inmediato a los militares de la FANB (Fuerza Armada Nacional Bolivariana), pero no acudieron al lugar. Es importante destacar que el Cuartel de la Trece Brigada de Infantería Paraguaipoa, queda a tan solo unos cinco minutos. Residentes del sector comentaban desconcertados: - ¿Dónde quedó, aquello que juramentaron alguna vez resguardar y velar por el orden público como derecho y seguridad bajo respeto al ciudadano?

La gandola cargada de cajas CLAP contenía en cada caja: Cinco pastas, cinco enlatados de atún, dos litros de aceites, tres paquetes de harina, tres kg. De arroz, dos Kg. De leche en polvo, dos caraotas, un sobre de mayonesa y un sobre de salsa de tomate.

Lamentablemente en los Filuos reina la delincuencia, inseguridad, la extorsión o como dicen por ahí “el matraqueo”. Cada quien tiene el monopolio de la razón. Notablemente llega mucha gente para rebuscarse la vida proveniente de diferentes lugares como Maracaibo, San Francisco, Mara, Jesús Enrique Losada y Machiques de Perijá aunado a eso “las malas mañas”. A diario transitan miles y miles de personas por la Troncal del Caribe que llevan desde las chatarras habidas y por haber, plásticos y gasolina hasta Colombia, al ver esta caravana de “La gallina de oro” eso si lo ven muy bien los efectivos militares y policiales, eso si lo velan de día y de noche; pero el orden y resguardo de la ciudadanía parece ser que lo dejaron en el olvido. Cito la parada de las toyotas, carros por puestos y camionetas “Chirrincheras” que van hacia Maicao, ellos mismos tomaron la decisión de hacer parada en la vía obstaculizando el paso fluido de los carros que circulan esa carretera, teniendo el  Terminal de autobuses y carros a la vuelta de la esquina.


¿Será que esto es el indicio de una muerte anunciada? - Es triste ver este tipo de actos vandálicos en nuestra Guajira, se ve se siente la ingobernabilidad y  la falta de sentido de pertinencia por estas tierras de quienes tienen la responsabilidad y la batuta en su mano de poder hacer y construir un Guajira mejor.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Justin Bieber, Gold Price in India